Los 5 motivos por los que me instalé en Juncaril. Mi éxito.

Cuando de pequeño me preguntaban que quería ser de mayor, yo sólo podía responder que “no tener jefes”. Así que , podemos observar claramente, que desde siempre he tenido la necesidad de emprender, de crear empresa y por tanto, ser mi propio jefe.

Esta oportunidad surgió de manera inesperada y progresiva que convirtió una afición en profesión, así que tengo la enorme suerte de no trabajar.

Pero todo esto, no fue fácil. Había que hacer planes de negocio, proyectos económicos y financieros, estudios de proveedores, competencia y descubrir los potenciales clientes. Pero una de las cosas que más me hacía estar inquieto era el lugar donde iba a pasar miles de horas de mi vida. Así que tras ver muchos sitios, encontré en Juncaril el mejor lugar para instalarme y desarrollar mi actividad empresarial, profesional e incluso diría de vida.

Pero vamos a lo mollar de este artículo. ¿Por qué me instalé en Juncaril?

Lo dicho, tras muchas semanas de ir, ver y estudiar emplazamientos diversos por la provincia de Granada, al llegar a Juncaril descubrí grandes ventajas que me hicieron decantarme por este polígono empresarial, industrial y comercial. Os cuento estos motivos por los que me instalé en Juncaril, pasando de un concepto más amplio a cuestiones más concretas.

localización

Juncaril rodeado de Albolote y Peligros.

1.- El privilegiado emplazamiento físico de Juncaril.

Cuando me instalé en Juncaril, lo hice buscando la mejor localización posible, y este parque empresarial lo tiene por varios motivos:

  • Cercanía con Granada a través de la autovía.
  • Colindante con tres municipios de gran importancia como son Albolote, Peligros y Maracena, aportando una gran vida y dinamismo. Es decir, Juncaril no está aislado o lejano a núcleos de población.
  • Muy próximo a un nudo de conexión por carretera que permite acceder a la A-92 en cualquier dirección y con la N-323 dirección Madrid.

2.- Accesos a Juncaril.

Su fabulosa localización permite que acceder o salir de este sea muy fácil. Esta era una cuestión que a la hora de instalarme en Juncaril valoré muy positivamente por dos motivos. Uno, es que mis proveedores envían la mercancía a través de transporte terrestre desde los puertos, y dos, mis clientes deben tener todas las facilidades del mundo para llegar hasta mi empresa. Era fundamental estar en un lugar localizable y accesible de manera sencilla.

Así se puede llegar:

  • A través de coche o camión por la mencionada autovía e incluso a través de carreteras urbanas, como es la Carretera de Maracena (NO-1) o la de Atarfe (NO-4), la cual también tiene conexión a la A-92 y N-323.
  • Por autobús. Por Juncaril pasan, y tienen parada tres autobuses urbanos, uno que va a Albolote, otro que finaliza en Atarfe y el tercero que se dirige a Peligros. Cada uno pasa por una zona diferente de Juncaril.
  • En breve esperamos ver el Metropolitano de Granada, deseando que sea un aliciente más para que la gente venga a Juncaril a comprar.
  • foto juncaril entrada

    Entrada a Juncaril por Albolote.

3.- La concentración empresarial.

Una de las grandes sorpresas que me llevé al ir a Juncaril, fue la enorme concentración de empresas, y por tanto contactos, negocios, clientes, proveedores que podía encontrar sin necesidad de salir del parque empresarial. La Asociación de Empresarios de Juncaril, me comentó que hay cerca de 1.000 empresas de todos los sectores y de todos los tamaños, unos 7.000 trabajadores y unos 20.000 vehículos que transitan a diario por sus calles. Evidentemente, Juncaril en sí mismo, es un potente mercado. Una oportunidad que no se puede desechar, y evidentemente un motivo por el que me instalé en Juncaril.

4.- Oferta Inmobiliaria y precio.

El parque empresarial Juncaril, tiene 2,5 millones de m2 y un desarrollo urbanístico del 95%. Por tanto, la variedad en la oferta de naves, oficinas, locales comerciales y despachos es inmensa, pudiendo encontrar fácilmente lo que se necesite. En mi caso, comencé el desarrollo de la empresa en una nave de 500 m2 con un despacho en la parte superior, pensando en poder mudarme a otra nave más grande sin necesidad de salir de Juncaril. Efectivamente, tras unos años de trabajo, me mudé a otra nave industrial cercana con 2.000 m2. Traslado que hice sin grandes movimientos y manteniendo la actividad.

El precio del m2 en Juncaril, es muy variable debido a su estructura y la variedad de inmuebles, pero en general puedo decir que el m2 es muy económico.

Fotografía antigua Juncaril

Juncaril en los años 70.

5.- Desarrollo de servicios y consolidación de  Juncaril.

Algo que no apreciaba, pero que al ver Juncaril me di cuenta de su importancia, es el desarrollo que se aprecia en cuanto a servicios. Hablo de bancos, gasolineras, asesorías, abogados, fotógrafos, restaurantes, hoteles, bares, clínicas y peluquerías. Es decir, servicios auxiliares o adicionales que facilitan la vida.

En este apartado incluyo también, aunque hay que mejorar algunas cosas, que Juncaril tiene fibra óptica, alumbrado público LED, recogida de cartones, palets y vidrio, así como gas natural en algunas zonas. Es decir, Juncaril está consolidado con parque empresarial, industrial y comercial, y esto es algo fundamental para las empresas.

Además de todo esto, también me ayudó a instalarme aquí, que existiera un colectivo empresarial con casi 40 años de existencia. La Asociación de Empresarios del Parque Empresarial Juncaril, fue un descubrimiento al que debo agradecer que me acompañara en todo momento, me asesorara en mis dudas y respalde en mis iniciativas. Parece que no, pero saber que detrás tienes una asociación empresarial, un colectivo que siempre va a estar contigo, ayuda mucho cuando llegas a sitio y quieres formar parte de él.