Juncaril, espacio productivo industrial de Granada.

¿Qué es “espacio productivo industrial”? Hablamos de Juncaril, es decir, de un lugar geográfico adecuado en el que  existen una serie de empresas con procesos de fabricación que dan como resultado un producto.

Con este fin, se promovió este polígono industrial por el Instituto Nacional de Urbanización (inur) en el año 1969, convirtiéndose en el instrumento de desarrollo industrial en Granada. Sus 2,5 millones de metros cuadrados, situados en una zona realmente privilegiada del área metropolitana de Granada,  fueron parcelados para albergar empresas de gran tamaño con un proceso productivo. Así que durante muchos años, y en condiciones mejorables, tuvimos en Juncaril empresas productoras de papel, plásticos, maquinaria, pinturas, alimentos, fertilizantes, pieles y otros productos que eran exportados fuera y dentro de nuestras fronteras. Desde este espacio industrial, desde Granada, se fabricaba para el resto del mundo.

Foto panorámica de Juncaril

Fotografía actual en panorámica del Parque Empresial de Juncaril.

Gracias a esta creciente actividad industrial, el avance  social , laboral y económico de los ciudadanos de Albolote y Peligros, así como de los propios municipios,  aumentó de manera progresiva generando riqueza y empleo.

Pero esto es algo que ha pasado o mejor dicho ha evolucionado. No sabría decir en que año, pero lo cierto, es que Juncaril se ha transformado de forma radical, pasando a ser un polígono industrial a parque empresarial. 20% industria frente a un 80% servicios.  Muchas son las causas que han generado este cambio, aunque podemos resumirlas en las siguientes:

 

1.- Falta de suelo.

El 90% de Juncaril está construido, es decir, casi no queda espacio disponible para la construcción de grandes instalaciones.  esta situación ha empujado a empresas que nacieron y se desarrollaron en nuestro parque empresarial a que hayan tenido que buscar otros emplazamientos físicos que se adapten a sus necesidades de espacio. Siguiendo esta  misma regla de tres, las grandes industrias que quieren instalarse en Granada, no pueden contar con Juncaril.

2.- Atractivo para empresas del sector servicios.

El desarrollo industrial de Juncaril, la externalización de tareas y el privilegiado emplazamiento geográfico atrajo a empresas del sector servicios a nuestro parque empresarial. Con ello, estas empresas,  lograban estar cerca de potenciales clientes, pero también necesitaban menos espacio físico para realizar su trabajo.

3.- Desarrollo urbanístico y de servicios.

La suma de los causas anteriores, falta de suelo y el sector servicios, hizo que los proyectos de construcción derivaran a convertir parcelas o naves de muchos metros cuadrados en complejos de naves más pequeñas que dieran cabida a empresas de servicios que demandaban menos espacio para sus tareas. La oferta y la demanda de este tipo de naves y locales comerciales, ha ido creciendo durante estos últimos años.

4.- Cambio de modelo de negocio o productivo.

La globalización y la alta competitividad que existe en cualquier sector, ha hecho que empresas productoras hayan modificado su forma de trabajar, llevándose su fabricación fuera de españa y transformándose en empresas distribuidoras.

Fotografía antigua Juncaril

Juncaril en los años 70.

 

En cualquier caso, Juncaril es un ente vivo, un pequeño universo, formado por 1.000 empresas de todos los sectores imaginables, que es visitado por diversos motivos por cerca de 20.000 personas. Hablamos, por tanto de un lugar que es cada vez menos industrial, tórnandose cada día más comercial y empresarial, pero que sigue siendo un referente andaluz en cuanto a espacio generador de riqueza y progreso.

En Juncaril, contamos con empresas de gran importancia mundial que exportan el nombre de Granada, Albolote y Peligros por el mundo, pero también tenemos a pequeños autónomos que abren sus empresas con ilusión y ganas. y gracias a todos ellos: pequeños, medianos y grandes, Juncaril evoluciona y crece.

Como seguir generando industrial y riqueza.

Mi experiencia me dice que para lograr el impulso y desarrollo de los espacios productivos, es decir, para que la rueda industrial no pare, para que se siga generando riqueza, empleo, bienestar tanto para las personas como para los municipios, necesitamos la colaboración e implicación de las Administraciones Públicas; de todas ellas, desde los Ayuntamientos, los cuales y así me consta, hacen todo lo que está en sus manos para dar solución a los problemas que tenemos hasta la Administración central y Junta de Andalucia.

Necesitamos de todas estas administraciones:

–  Una apuesta decidida por la industria incentivando su creación.

– Ayudando a las ya creadas a que crezcan.

– Acompañándolas en su externalización.

– Mejorando las infraestructuras de las zonas industriales y parques empresariales de manera que sean atractivas para la industria que quiera instalarse en granada.

– Realizar campañas de promoción y publicidad de los espacios industriales de manera que atraigamos industria.

juncaril foto aérea

Juncaril desde el aire.

Para finalizar,  creo necesario indicar que el futuro de Granada no se puede dejar  tan sólo al sector del turismo. Debemos darnos cuenta que hay que diversificar apoyando una industria fuerte, ya que genera empleo estable y bienestar social, y en Granada, todos lo sabemos, necesitamos ese empleo y ese bienestar como agua de mayo. En fin, nos encontramos en un binomio que debemos fomentar, impulsar, alimentar y promover entre todos de forma decidida y firme. Y si es en Juncaril donde lo realizas, no te equivocas, eso seguro.