Plan de Autoprotección en Juncaril. Reivindicación histórica cumplida.

Históricamente, una de las grandes reivindicaciones realizadas por esta Asociación, ha sido la elaboración de un Plan de Autoprotección a la medida de las características del Parque Empresarial Juncaril. Una zona de gran diversidad industrial, empresarial y comercial con 2,5 millones de metros cuadrados –al que acuden unas 20.000 personas al día- y encuadrado entre dos municipios diferentes.

Tras años de solicitudes y espera, la Mancomunidad de Municipios de Juncaril-Asegra, designó a una persona responsable de elaborar un Plan de Autoprotección específico para Juncaril. La persona designada, fue Dña. María José Gil Rodríguez, Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos,  a la que agradecemos su tiempo para dar a conocer un documento tan importante. Del mismo modo, también agradecemos a Mancomunidad y a nuestros concejales de Polígonos Industriales, su esfuerzo para lograr materializar este Plan.

juncaril-evacuación

1.- Para empezar, ¿qué es un Plan de Autoprotección?

Un Plan de Autoprotección es el documento que establece el conjunto de acciones y medidas adoptadas por los titulares de las actividades, públicas o privadas, con sus propios medios y recursos, dentro de su ámbito de competencias, encaminadas a prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, a dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia y a garantizar la integración de estas actuaciones en el sistema público de protección civil.

 

2.- Entendemos, por tanto, que el Plan de Autoproteccióndebe realizarse en función de los peligros que presenta la zona afectada. Es decir, no es lo mismo una zona urbana que una industrial.

Así es. A la hora de elaborar un Plan de Autoprotección hay que tener en cuenta diversos factores: emplazamiento de la actividad, descripción detallada de la misma y medio físico en el que se desarrolla, medios materiales y humanos existentes, etc. Todos estos elementos influirán en la elección del criterio a seguir para establecer el plan de actuación ante emergencia.

incedio-poligono-juncaril (9)

Foto cortesía de Ideal.

3.- Para conocer mejor este Plan, ¿Qué objetivos tiene?

Los objetivos fundamentales del Plan son:

  • Garantizar la evacuación y la intervención inmediata.
  • Hacer cumplir la normativa vigente sobre seguridad.
  • La organización de los medios humanos y materiales disponibles para prevenir el riesgo de incendio o de cualquier otro equivalente.
  • Facilitar las inspecciones de los Servicios de Administración.
  • Preparar la posible intervención de ayudas exteriores en caso de emergencia (bomberos, ambulancias, policía, etc.).
  • Conocer los edificios y sus instalaciones, la peligrosidad de los distintos sectores, los medios de protección disponibles, las carencias existentes según la normativa vigente y las necesidades que deben ser atendidas prioritariamente.
  • Garantizar la fiabilidad de todos los medios de protección e instalaciones generales.
  • Evitar las causas origen de las emergencias.
  • Disponer de personas organizadas, formadas y adiestradas que garanticen rapidez y eficacia en las acciones a emprender para el control de las emergencias.
  • Tener informados a todos los ocupantes del edificio de cómo deben actuar ante una emergencia y, en circunstancias normales, cómo prevenirla.
  • Minimizar los perjuicios materiales y personales de los accidentes.

4.- Según el Plan que has elaborado, ¿cuáles son los principales riesgos que has detectado en Juncaril?

Los riesgos generales más relevantes en el Polígono Industrial Juncaril se clasifican en tres grupos:

  • Riesgos propios de las empresas: riesgo químico, de explosiones físicas y químicas y riesgo de incendio.
  • Riesgos de las empresas potencialmente peligrosas del entorno: se incluye en este apartado aquellos riesgos derivados de las empresas potencialmente peligrosas del Polígono Juncaril que son susceptibles de originar una situación adversa para las personas, bienes y establecimientos del entorno.
  • Riesgos externos: clasificados en riesgos naturales (climáticos, geoclimáticos y geológicos) y antrópicos(concentraciones humanas, actos de terrorismo).

 

5.- ¿Qué acciones has propuesto que deban ejecutarse a la mayor brevedad?

Como medidas urgentes a adoptar, destacar el arreglo y señalización de todas las bocas de riego e hidrantes del Polígono. El mantenimiento de estos medios materiales tiene que ser continuo y han de ser sometidos a revisiones periódicas.

Por otra parte, deben organizarse cursos de formación e información, al menos una vez al año, para el personal con participación activa en el Plan, así como un programa de información general a todos los usuarios (trabajadores, transportistas y visitantes).

Es necesario también que se programe la realización de simulacros como mínimo anualmente, lo que ayudará a validar la eficacia del sistema de autoprotección diseñado.

Por último, es obligatorio que las empresas que desarrollen alguna de las actividades que se especifican en el anexo I del RD 393/2007 dispongan de su propio Plan de Autoprotección; las que no se recojan en dicho anexo, deberán tener Plan de Emergencias.

  

6.- ¿Cómo se debe proceder frente a una situación de emergencia en Juncaril

Los pasos a seguir frente a una situación de emergencia en el Polígono Juncaril, pueden resumirse de la siguiente forma:

  1. En primer lugar, se ha de llamar al Servicio de Atención de Llamadas de Urgencia 1-1-2.

Una vez conocida la situación de emergencia, conviene comprobar el equipo/persona que realiza la acción de comunicación de la misma, su localización y las acciones a realizar, así como tomar las medidas para asegurarse de la veracidad y naturaleza de la emergencia antes de tomar iniciativas.

  1. Tras llamar al 112, la empresa deberá activar el protocolo a seguir de su propio Plan de Autoprotección o Emergencias.
  2. Si la empresa por sí sola puede atajar la emergencia, lo hará.
  3. En caso de que la empresa no pueda interrumpir la emergencia, hay que esperar a que intervengan las ayudas exteriores.

En cualquier caso, los Medios de Ayuda Externa acudirán al lugar de los hechos.

 

7.- Y ante una situación de emergencia que obliga a evacuar Juncaril, ¿Cómo debemos actuar?, ¿Cuáles son las principales vías de evacuación?

Tras dar la orden de evacuación, la empresa activará el protocolo a seguir según su propio Plan de Autoprotección o de Emergencias. Los ocupantes del edificio seguirán las instrucciones del Equipo de Alarma y Evacuación (encargados también de comprobar la ausencia de personas en su zona) y una vez en el exterior se dirigirán al punto de reunión definido y en caso de haber llegado los Medios de Ayuda Externa a las inmediaciones del Polígono, habrá que seguir las directrices que ordenen.

 

La evacuación se realizará, en función del punto en el que ocurra el accidente, de manera que se dirija a las personas a las calles que tienen salida a las zonas libres de peligro y alejadas del Polígono. Estas vías de evacuación son:

– Calle Guadix, con acceso a la salida 121 de la A-44 y a la Carretera GR-3417.

– Paseo de Colón, con acceso a la salida 119 de la A-44 y al pueblo de Albolote.

– Las calles perpendiculares a la Carretera GR-3417, entre las que se incluyen, además de la calle Guadix, calle Iznalloz, Molvízar, Sorvilán y Albuñol.

Como puntos de interés en cualquier evacuación se tendrá en cuenta la evacuación de personas con impedimentos físicos, el rescate de atrapados, el transporte de heridos y la información a las personas ajenas al establecimiento.

8.- ¿Qué destacarías del Plan?

La seguridad como prioridad absoluta debe ser el aspecto principal a considerar entre aquellos establecimientos donde pueda darse una concurrencia de público.

Una vez elaborado el Plan, ha de implantarse y mantenerse.

La implantación del Plan de Autoprotección tiene por objeto la puesta en marcha del mismo; refiere el conjunto de acciones que se deben realizar para garantizar que los procedimientos de actuación previstos sean plenamente operativos.

Respecto al mantenimiento, está dirigido a avalar que dichos procedimientos se lleven a cabo y se conserven, adecuándolos a las modificaciones que incidan en materias relacionadas con el mismo. Las actividades de mantenimiento de la eficacia deben formar parte de un proceso permanente e iterativo que, incorporando la experiencia adquirida, permita alcanzar y mantener un adecuado nivel de operatividad y actualización.

Resulta indispensable promover la cultura de la prevención de riesgos, planificar y coordinar las claves para garantizar la seguridad de cualquier empresa.

PREVENIR ANTES QUE LAMENTAR.